¿Y tú de qué equipo eres?

Cuando nací, no lo sabía aún pero nunca sería un apasionado del fútbol pero siempre sería del Real Oviedo. La verdad que por aquel entonces ya era obligatorio tener simpatía o ser de uno de los dos grandes equipos pero solo pasaba en el fútbol sin saber lo que eso conllevaría para, también, el resto de equipos también de otros deportes.

Hoy en día es obligatorio ser del Barça o del Madrid, parece lógico en una sociedad en la que lo fácil se ha implantado e impuesto firmemente. Viajamos con Google Maps desde casa, compramos desde casa, las mujeres se quedan embarazadas con packs a domicilio que compran desde casa (es real) y muchos ya gozan del teletrabajo (no está claro que sea una gran ventaja pero para los que no podemos, pinta cómodo). Parece lógico que con este tipo de vída en la que todos repartimos besos cada individuo crea que tiene que ser campeón de algo cuando lo único que hacen es beber cerveza frente al televisor para con el esfuerzo de otros nombrarse campeones o decir que han ganado algo.

Sigue leyendo ¿Y tú de qué equipo eres?